Anisakis, la importancia de congelar el pescado

¿Qué es el anisakis?

El anisakis es un parásito que puede encontrarse en pescados marinos y cefalópodos (calamar, pulpo, sepia…).

Ingerir pescado con anisakis suele provocar alteraciones digestivas como gastroenteritis, dolor de estómago, vómitos, náuseas, estreñimiento, diarrea… y un cuadro alérgico que puede ir desde urticaria hasta anafilaxia (reacción alérgica grave).

En España se estima que se dan 8.000 casos de anisakiasis al año.

¿Cómo evitarlo?

Para evitar contraer anisakiasis lo que hay que hacer es no ingerir pescado parasitado crudo o que haya sido cocinado de manera que no se haya matado el parásito. Estas son las recomendaciones que desde la AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición) dan para evitar la parasitación:

– Comprar el pescado limpio y sin vísceras

– Cocer, freír, hornear o cocinar a la plancha a 60ºC al menos durante un minuto.

-La AECOSAN recomienda seguir la recomendación anterior con langosta, langostino, bogavante, gamba, camarón, nécora, centollo…

– Si vamos a consumir el pescado crudo o en preparaciones en casa, habrá que congelarlo previamente durante 5 días.

¿Qué debe congelarse?

Deben congelarse las siguientes preparaciones cuando se hacen en casa:

  • Boquerones en vinagre y otros pescados en escabeche.

  • Sashimi, sushi, carpaccios y otras especialidades a base de pescado crudo.

  • Pescado marinado, como por ejemplo ceviche.

  • Huevas de pescado crudas o prácticamente crudas.

  • Arenques y otros pescados crudos preparados en salmuera o ligeramente salados.

  • Pescados marinos sometidos a ahumado en frío.

Cuando estos productos se compran elaborados, la congelación ya la ha realizado el productor o fabricante.

anisakis como evitarlo

No es necesario congelar

  • Las ostras, mejillones, almejas, coquinas y demás moluscos bivalvos.

  • Los pescados de aguas continentales (ríos, lagos, pantanos…) y piscifactorías de agua dulce. Por ejemplo: truchas, carpas…

  • Las semiconservas como las de anchoas (en envase metálico, de vidrio u otras presentaciones).

  • Los pescados desecados salados de manera tradicional, como el bacalao o las mojamas.

Si desea  un producto fresco y de confianza, en Adame le ofrecemos una amplia gama de pescado congelado, listo para disfrutar en casa con familiares o amigos.

Noticias relacionadas

Deja tu comentario Los campos marcados con * son obligatorios